“POR UNA RESPIRACIÓN ENTRAMOS EN EL MUNDO TERRESTRE Y POR UNA ESPIRACIÓN NOS VAMOS” Rudolf Steiner.

El Covit-19 nos ataca pues en el órgano rector del cuerpo físico (el PULMÓN) y coordinador de nuestras defensas externas y además de órgano metabólico. En Medicina Tradicional China acoplado al Intestino Grueso.

Nuestro Sistema de la Gran Defensa está preparado para neutralizar las infecciones víricas ya conocidas. Pero según testimonios fidedignos este Coronavirus está modificado genéticamente de otro anterior  (SAR)  y no tenemos aún defensas contra él, de ahí su rápida y gran expansión. La única solución eficaz es de momento aumentar nuestras defensas al máximo.

Hoy iniciaremos CÓMO MEJORAR LA RESPIRACIÓN Y POTENCIAR EL PUMNÓN, en varios comunicados en nuestras páginas web.

Pero a lo que diga la ciencia oficial alopática, la solución no son las vacunas, ya que el virus volverá a automodificarse para eludir nuestra inmunidad. Siempre habrá nuevos virus e infecciones. Ellos intentan adaptarse y volver a desarrollarse.

La solución es ser nosotros cada vez más fuertes e inmunes y evitar que algunos humanos egoístas y miserables los modifiquen artificialmente en sus laboratorios. O bien evitar las radiaciones electro-magnéticas de satélites, repetidores y demás adelantos nocivos para la salud como el proyecto 5G.

 

 

Por Manuel Villaplana