Después de más de 30 años de experiencia mi visión de la consulta de Naturopatía ha cambiado.

El hombre es sobretodo un espíritu y un alma encarnado en un universo de realidad aparente en el que tiene que desarrollar ciertas experiencias y aprender ciertas lecciones. Existen unas leyes en él, naturales, que debe cumplir y respetar y unos sentimientos y pensamientos que necesita armonizar y controlar.

Si no lo hace, la enfermedad y aún la muerte inciden sobre él. Así de sencillo y complejo a la vez es el secreto de la salud y la vida.

Hay que conocer mucho de una persona para poder ayudar en verdad y si es posible restablecerla el equilibrio al máximo según la posición de su enfermedad en la Tabla de Homotoxicología.

tabla homotoxicologica

Para valorar y deducir como ha pasado de salud a enfermedad actual, el diagnóstico iridológico desarrollado por mí, tiene en cuenta la salud y vitalidad de nacimiento (densidad de nacimiento) y la compara con su actual estado, con todos los signos que indican las alteraciones orgánicas que ha producido con su conducta incorrecta o accidental. (Densidad adquirida) hay pocas personas que con una buena vitalidad acaban muy enfermas y otros que se mantienen muy bien, aún con poca vitalidad de nacimiento. El iris nos relatará su camino y los efectos producidos por cada tipo de conductas.

También hay que situar su patología en los cuerpos afectados: sea físico, mental, emocional o causal.

Hay que situar su patología en cada cuerpo de los afectados:

  • Si está afectado el cuerpo físico, el órgano relacionado es el pulmón. (Iniciamos nuestra vida terrestre por una inspiración y la abandonamos por una expiración). La respiración es una técnica curativa poco utilizada.
  • Si lo es el cuerpo etérico, el órgano a tener en cuenta es el hígado; y hay que considerar la energía de los meridianos y el estado de la energía electro-magnética. La obesidad y otras alteraciones de retención de líquidos, la ascitis, etc… deben relacionarse con este órgano.
  • Si esta alterado el cuerpo astral, es el riñón el órgano cardinal. El riñón básicamente es un órgano que se resiente de las fuertes oscilaciones emocionales como el miedo. En el tratamiento de la depresión es básica su regulación.
  • Si está afectado el cuerpo mental, es el corazón el foco de nuestra atención. El número de pulsaciones nos indicará si el problema es metabólico o neurosensorial y su correspondiente y diferente tratamiento.
  • Finalmente si lo es el cuerpo causal, estaremos ante una enfermedad que tiene su origen en nuestro anterior camino de vida, es decir, en anteriores reencarnaciones. La Astrología Kármiva y la Hindú pueden aclarar el problema.

Como quiera que los chakras inciden y se relacionan con todos los cuerpos del ser humano es básico comprobar si los síntomas hasta ahora estudiados tienen que ver con los 7 Chakras o Vortices de energía.

Cada uno de los chakras alterado, puede producir unos síntomas o características en exceso o en defecto.

Si los conocemos podremos deducir y determinar el estado de cada uno de los chakras. Y así facilitarnos su equilibrio con mayor claridad y eficacia.

Yo he desarrollado en mi curso Superior de Flores de Bach, una clara metodología para conocer y corregir esos desequilibrios de los vórtices.

Por otra parte su carácter, personalidad y su historial psíquico son básicos. La Astrología Médica nos ayudará a ello.

En la consulta de naturopatía aparecen muchas crisis agudas y síntomas sin causa ni etiología aparente o no diagnosticada medicamente, que ante mi sorpresa eran simples tránsitos (recorridos por el zodiaco) de uno o varios planetas que incidían en un punto o signo o planeta de la carta natal, en ese momento.

Días o tiempo después desaparecían las molestias o la agravación. O bien una explicación al paciente y un sencillo tratamiento paliativo, resolvían el problema.

Por ejemplo el tránsito del planeta Saturno por el signo de Virgo, aumenta el estreñimiento. O bien si Saturno al nacer se encuentra en Sagitario (actualmente es así) tendremos tendencia a la gota, la ciática o fracturas de fémur o de cadera. Pero en ocasiones la raíz del mal se encuentra en el pasado, en nuestras reencarnaciones anteriores y hay que acudir a la Astrología Kármica e Hindú.

No debemos olvidar que nacemos y vivimos innumerables vidas según los grandes maestros de la humanidad. Hasta el Cristianismo primitivo y Jesucristo hablaron de que Juan Bautista era la reencarnación del profeta judío Elías.

Lo que está también claro es que existen herencias y cargas familiares (también herencias de salud y vigor) y que estas se transmiten a algunos de los descendientes y esto es así porque cada ser tiene un destino y una vida personal y única. Según lo realizado en otras vidas tendrá salud o enfermedad.

De ahí la necesidad de conocer al máximo de datos de cada enfermo para conseguir una “auténtica” curación, aunque solo se llegará hasta lo que él pueda aspirar por su conducta anterior.

Esta compleja labor nos llevará a la mejor solución, sencilla y clara y a conseguir una curación armónica y con métodos naturales. Y sobre todo hemos de restablecer el sentimiento de amor y alegría en el corazón de las personas.

Manuel Villaplana

Profesor de Cea Nature